Desde hace días, gremios docente de Salta negocian con autoridades provinciales su situación salarial. Hubo un acuerdo respecto al 2020 pero el diálogo continuará para definir el incremento correspondiente a este año.

Tras dos reuniones, el Gobierno y los sindicalistas estatales firmaron un acuerdo para adicionar un porcentaje y un bono al 2020. Se resolvió añadir un 4,5 por ciento y un bono de 10 mil pesos para todos los trabajadores de la administración pública, que se liquidarán en este sueldo.

Guillermo Burich, secretario general de UDA, considera que se debe lograr un 4 por ciento para enero y otro 4 por ciento para febrero. “Hemos presentado un petitorio que contempla un artículo 24 bis, que se trata de una licencia especial en caso de que un docente se enferme de coronavirus. Solicitamos además un ítem por conectividad -a internet- que lo abonaría el Gobierno nacional, serían unos 800 pesos”, agregó Burich en una entrevista con El Tribuno.

La cuenta regresiva para volver a clases entró en la última etapa. Después de casi un año completo con aulas vacías, el retorno está previsto para el 1 de marzo. Los docentes pedirán que se cumplan con todos los protocolos previstos en las escuelas: distanciamiento social, baños en condiciones, acceso al agua y que los establecimientos cuenten con personal de maestranza.