Este martes comenzó un nuevo paro municipal por 72 horas en Santa Fe. Los sindicatos ratificaron la medida de fuerza anunciada la semana pasada y salieron a desmentir un comunicado en el que intendentes y presidentes comunales en el que consideraban "incomprensible" la decisión.

"No se trata así a los trabajadores. Mucho menos mintiendo y confundiendo sobre ofertas salariales que no van al sueldo básico, sino por una parte como sumas remunerativas no bonificables y por otra como sumas totalmente en negro", reza el texto con el que los gremios respondieron al mensaje que se difundió sin firmas en la víspera.

También hubo críticas para el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la provincia, Roberto Sukerman, quien cuestionó el cese de actividades y recordó que los municipios y comunas pueden descontar el día a quienes no se presenten. Al rosarino lo cuestionaron por su "absoluta parcialidad a favor de la patronal" y defendieron la apelación de la conciliación obligatoria "por ilegal y manifiesta parcialidad".

La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) renovó su rechazo de la oferta de recomposición de haberes porque excluye del aumento proporcional a jubilados y pensionados, así como el personal contratado y eventual. A esto agregaron: "Las condiciones de vida de nuestras familias se deterioran tan exponencialmente como el crecimiento de los casos de Covid-19".