"Hoy no cuentan con un grado de confianza", afirman desde la Provincia sobre los actuales administradores.


El secretario de Justicia de Santa Fe, Gabriel Somaglia, destacó que el Ejecutivo provincial “fue respaldado” por el presidente Alberto Fernández frente al conflicto por la crisis de Vicentin. Asimismo, sostuvo que actuaron “siempre bajo la línea y la definición del Gobierno nacional, que pretende rescatar a la empresa”.

El funcionario ratificó que la reunión virtual de este martes junto a Omar Perotti permitió abordar “algunos pormenores” de los últimos pasos dados en el proyecto de intervención y consideró que el diálogo fue “muy solidificante”. A su vez, insistió en que la “vocación” de la Casa Rosada es “seguir instando por el salvataje y el rescate” de la agroexportadora.

En un reportaje con Radio Universidad, Somaglia subrayó que el gobernador “tiene una especie de delegación de función para tratar de articular distintas acciones”. En busca de una “salida por consenso”, pretenden avanzar hacia “una organización jurídica” que permita formar el fideicomiso que los dueños consideran como alternativa viable para transitar el concurso de acreedores.

Más allá de ese principio de acuerdo, el representante del Ministerio de Gobierno santafesino aseguró que “hoy los directivos (de Vicentin) no cuentan con un grado de confianza, por lo tanto una de los primeras decisiones que hay que producir es el corrimiento de esos directivos“.

“En segundo lugar, el plan de fideicomiso se sustenta en una garantía que son las acciones de la firma”, explicó el funcionario. Sobre este punto, propuso que la administración debe quedar a cargo de expertos designados por “la Nación, uno o dos, otro por la provincia y otro seguramente del sector privado”.




Comentarios