El Gobierno provincial dio a conocer el mecanismo para repartir los recursos disponibles hasta septiembre.


Luego del vencimiento del régimen de subsidios a fines de abril y el conflicto salarial que se produjo en buena parte del interior del país, el Gobierno de Santa Fe confirmó el ingreso de más de 900 millones de pesos por parte de la Nación para los sistemas de transporte. En el reparto del primer pago, Rosario aparece como la destinataria del 46% de los recursos para sostener el servicio.

El Decreto 541/20 que da cuenta del reparto se firmó el viernes 19 de junio, casi en simultáneo con el paro de más de tres días que lanzaron los choferes de la ciudad por la demora en el cobro de los haberes de mayo. A partir del nuevo convenio, la Casa Gris accedió a cuatro transferencias mensuales hasta septiembre para luego distribuir el dinero entre prestadoras de sistemas locales e interurbanos.

Según información publicada en el boletín santafesino, el Aporte Nacional Fondo Compensación al Transporte Público permitió inyectar $ 226.238.771,42 en toda la provincia. Sobre ese total, $ 105.600.520,92 corresponden a las tres firmas que operan las líneas urbanas de Rosario.

La planilla no muestra a la mendocina El Cacique y menciona en cambio a las desaparecidas Semtur y La Mixta, las cuales se reconvirtieron bajo la estatal Movi, pero el reparto real se realiza en función de la cantidad de unidades de las prestadoras actuales. Fuentes oficiales argumentaron que el registro formal data de 2018, cuando se otorgaron subsidios nacionales por última vez, y queda pendiente la actualización.

Por otro lado, el acuerdo con la Nación contempla que las provincias deben transferir los fondos correspondientes dentro de los cinco días de acreditación del dinero. En todos los casos se deben respetar los montos fijados a partir de junio.




Comentarios