El Gobierno provincial confirmó que dará marcha atrás luego de informar dos nuevos contagios este lunes.


El Gobierno provincial anunció que desde este miércoles se prohíben las reuniones familiares o afectivas en días hábiles en Santa Fe debido al incremento de casos de coronavirus. Si bien la modalidad se mantiene, los encuentros sólo podrán organizarse los fines de semana.

A partir de los brotes en el departamento General López y otros puntos de la bota, la ministra de Salud, Sonia Martorano, explicó que la medida se acordó luego de una reunión por videoconferencia entre autoridades de la Casa Gris e intendentes para evaluar la situación epidemiológica. “También vamos a pedir que se cumpla con la normativa: que no sean más de diez personas, que se mantenga la distancia social, que cuidemos a los mayores y que se use el barbijo cuando hay alguien de más de 65 años”, enfatizó.

Luego del encuentro privado que encabezó el gobernador Omar Perotti, la funcionaria informó que este lunes se detectaron dos nuevos pacientes de COVID-19 en Venado Tuerto y Ceres, lo que elevó el total de personas infectadas a 419. Sobre la proyección en base a los datos actuales, estimó que la pandemia “va a evolucionar por brotes en comunidades, que pueden ser cerradas o provinciales”, como se vio en Carreras.

Martorano reiteró que empezaron los “meses álgidos” de la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus y aseguró que el respeto de las normas dictadas es clave para sostener el resto de las actividades permitidas. Sobre este punto, aseguró: “Santa Fe ha tenido un comportamiento ejemplar, pero pedimos que se aumente el compromiso social“.




Comentarios