El magistrado trabajó durante 20 años en el Banco Nación, uno de los principales acreedores de la cerealera.


La Cámara Civil y Comercial de Reconquista ratificó este lunes el rechazo del pedido para recusar al juez Fabián Lorenzini en el concurso preventivo de acreedores de Vicentin. La decisión se dio a conocer casi en simultáneo con información del Banco de la Nación Argentina (BNA) sobre los antecedentes laborales del magistrado.

Antes de concursar por su puesto en la cabecera del departamento General Obligado, el santafesino trabajó durante 20 años en la sucursal local de la entidad financiera. Fuentes de la misma consultadas por Télam precisaron que en ese período firmó resoluciones que involucraban a empresas del grupo fundado en Avellaneda, lo que abrió la puerta para cuestionamientos sobre su rol frente a la deuda de la cerealera.

Lorenzini fue asesor de la sucursal BNA entre 1999 y 2018. En ese puesto evaluó presentaciones por parte de compañías locales. Ante este panorama, desde el organismo advierten que “se está estudiando el tema” para iniciar una acción legal como la fue desestimada en segunda instancia esta semana.

La recusación del juez fue solicitada por el acopio La Clementina de San Jorge, en el sur de la provincia. Luego de la apelación por la primera negativa, los camaristas ratificaron la decisión incial para mantener el trámite del concurso.

Desde el Banco Nación detallaron que el magistrado supo firmar dictámenes que involucraron a Buyanor SA (el 27 de abril del 2018), Biogás Avellaneda SA (el 9 de octubre del 2018) y Renopack SA (el 26 octubre 2018), tres firmas vinculadas a Vicentin.

Los voceros consultados consideraron que el hecho que Lorenzini haya intervenido hace poco más de un año sobre esas empresas, en su anterior condición de apoderado, podría “limitar su imparcialidad” ahora que es juez del concurso.




Comentarios