En la reunión entre Festram y la Provincia se ratificó que no se podrán realizar descuentos salariales durante la pandemia.


Empleados de municipios y comunas nucleados en Festram dieron una semana de plazo a las autoridades para fijar una pauta de aumento salarial, o de lo contrario podrían adoptar medidas de fuerza.

Así se definió en la nueva reunión paritaria mantenida por el gremio con referentes del área de municipios y comunas de Santa Fe. Allí se ratificó que no se pueden efectuar descuentos, ni reducciones salariales en las remuneraciones habituales y permanentes de los empleados mientras se encuentre vigente la declaración de pandemia.

“Por tal razón, en aquellas administraciones locales, que hayan producido deducciones salariales, modificación o reducción de suplementos y adicionales, deberán reintegrarlos inmediatamente”, indicaron desde Festram.

Asimismo, el gremio señaló que el pago del bono de $3 mil ya fue abonado y convenido en los municipios paritarios como Rosario, Esperanza, Rafaela y también en Coronda, Avellaneda, Reconquista, Malabrigo, San Cristobal y Venado Tuerto, entre otras. También se hizo efectivo en varias comunas de la provincia como Correa, Diego de Alvear, María Teresa, Santa Isabel, Las Palmeras, Ing. Chanoudie.

“Estamos molesto con los municipios y comunas que aún no han abonado el bono a los trabajadores que en cada localidad están al frente de la lucha contra el coronavirus, y por aquellos irresponsables que descontaron salarios a empleados afectados. Esto ocurre, mientras hay administraciones que destinan fondos del COVID-19 a entidades de préstamos para cubrir intereses crediticios de empresarios locales”, manifestó Leoni.

Asimismo Festram insistió sobre la necesidad que el Gobierno de la Provincia actualice el monto de las Asignaciones Familiares. En cuanto a la discusión salarial, la Federación propone una recomposición salarial tomando como base la inflación acumulada del primer semestre del presente año.




Comentarios