"La cantidad de hechos violentos con arma de fuego en la provincia es infinitamente superior a los crímenes consumados", dijo el ministro de Seguridad.


El ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, reveló que la cantidad de hechos violentos con arma de fuego en la provincia es “infinitamente” superior a los crímenes consumados y aseguró que el número de homicidios no es aún más alto porque “Dios es santafesino”.

“El nivel de violencia a través del uso de arma de fuego es infinitamente mayor al de homicidios”, sostuvo el ministro en una charla con representantes del Foro Regional Rosario, a través de streaming, donde reveló que “cada diez tentativas de homicidio por uso de arma de fuego, hay dos crímenes consumados”.

El funcionario provincial agregó que “ya tenemos una tasa de homicidios importante, pero en Santa Fe hay un alto nivel de problemática vinculadas al uso de arma de fuego”. En ese contexto, para Sain “no hay más muertos porque Dios es santafesino”.

El ministro realizó esas declaraciones durante uno de los foros que realiza semanalmente con organizaciones de la sociedad civil para debatir sobre tres proyectos de leyes que el gobierno provincial enviará a la Legislatura para reformar la fuerza de seguridad.

Tras la salida del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, las principales ciudades de Santa Fe volvieron a mostrar hechos violentos y un recrudecimiento de los homicidios dolosos, que habían trepado en los dos primeros meses del año.

Para el Ministerio de Seguridad, en Rosario el principal problema radica en las disputas territoriales entre bandas dedicadas al narcomenudeo, mientras que en la ciudad de Santa Fe los asesinatos se relacionan principalmente con problemas interpersonales entre individuos que ya se conocen.




Comentarios