En las últimas 24 horas también se registraron homicidios en dos ciudades del norte de la provincia.


Al día siguiente del crimen de un joven en el barrio La Tablada, la policía santafesina comenzó a investigar este domingo un segundo homicidio en la zona noroeste. En forma preliminar, las autoridades señalaron que el último muchacho fallecido presentaba varios golpes en la cabeza.

Hasta la tarde, la víctima no había sido identificada luego del operativo que se llevó a cabo en José Reinares al 9700. En el lugar, los efectivos secuestraron un cuchillo y objetos contundentes que podrían servir para esclarecer el hecho.

En el norte provincial, por otra parte, ya son tres los asesinatos registrados en las últimas 24 horas. A la muerte de Roberto Monje (40) el sábado en su casa de Reconquista se sumó a la madrugada siguiente la de Édgar Sánchez, un joven de 24 años oriundo de Tostado.

Fuentes de las fuerzas de seguridad provinciales detallaron que la víctima fue ultimada alrededor de las 5 de la mañana en inmediaciones de Brasil y Haití. Cuando los uniformados llegaron para investigar lo ocurrido, los vecinos los atacaron a piedrazos. Dos horas más tarde, un muchacho de 19 años como sospechoso por el caso.

Por último un hombre de 31 años fue atacado a puñaladas en Villa Ocampo el sábado a la tarde y falleció luego de ser internado en el Hospital de Reconquista. Según la versión preliminar, Héctor Villanueva estaba en una vivienda cerca del cruce de las calles María Adela y Doctor Garro en el Barrio Juan Perón. Los primeros testigos consultados identificaron a José Luis Torres (35), quien fue capturado a la mañana siguiente en zona de islas por personal de Infantería Zona Norte, de la Comisaría 4° y la Guardia Rural Los Pumas.




Comentarios