La secretaria de Salud provincial adjudicó la baja de los contagios a una medida clave que se instrumentó a mitad del mes pasado.


La provincia de Santa Fe sigue estancada en 244 casos de coronavirus, una cifra que es celebrada por las autoridades sanitarias provinciales que adjudican la foto a una exitosa estrategia de aislamiento.

Ahora bien, la secretaria de Salud de Santa Fe habló puntualmente del 15 de abril, como una fecha clave, para que desde entonces la curva de contagios comience a bajar.

“Si analizamos los jornadas precedentes vamos a ver que el 31 de marzo tuvimos un pico que luego mermando hasta le 15 de abril, fecha en la que después nos fuimos a cero“, mencionó Sonia Martorano este viernes, en contacto con Radio 2.

“Inmediatamente me puse a pensar qué hicimos el 15 de abril y la respuesta fue instantánea: desde el 15 de abril se implementó el uso de tapabocas para todos”, indicó la funcionaria del gobierno de Omar Perotti.

Según Martorano “el uso del barbijo, sumado al lavado de manos y el distanciamiento social han funcionado en Santa Fe”.

Más allá de los resultados positivos, la secretaria de Salud dijo que “no nos podemos quedar quietos” y adelantó que puede llegar ahora una “aparición de casos por brotes”.

“Se trata de contagiados en comunidades cerradas y lejos de esperar que esto ocurra, estamos ultimando los detalles para ir a los barrios a testar casos”, amplió Martorano sobre lo que ya se había adelantado tanto para Rosario como para Santa Fe.




Comentarios