Además de la reactivación, la Corte Suprema puso fecha para que se levante la suspensión de los plazos procesales.


La Corte Suprema de la provincia ordenó a partir de este viernes la ampliación de los servicios de justicia excepto en Rosario y Santa Fe. La flexibilización progresiva planificada para las próximas semanas incluye volver a celebrar audiencias fuera de los grandes aglomerados urbanos.

De acuerdo a la última acordada del máximo tribunal, a partir del martes 26 de mayo vuelven a correr los plazos procesales y desde el 1° de junio se permitirá programar la convocatoria en los diferentes tribunales de localidades más pequeñas.

“Para las nuevas modalidades de trabajo se pone en funcionamiento el sistema de notificaciones electrónicas en todas las dependencias y unidades jurisdiccionales”, resolvieron las autoridades del Poder Judicial de la provincia para reactivar los trámites pendientes a casi dos meses del inicio de la cuarentena.

El actual presidente de la Corte, Rafael Gutiérrez, había anticipado que Rosario y Santa Fe no entrarían dentro del esquema a pesar de los reclamos de los profesionales del derecho, quienes ya tienen permiso para trabajar en sus estudios. Sin embargo, desde el próximo lunes se autoriza la atención por una serie de temas de los fueros Civil y Comercial y de Familia. Entre ellos se cuentan los juicios sucesorios, divorcios por presentación conjunta, las regulaciones de honorarios de asuntos,  declaraciones de incapacidad y tutelas.




Comentarios