El Servicio Penitenciario controló la situación este jueves por la madrugada. El lunes había fallecido otro interno.


La policía provincial acudió este miércoles a última hora para participar del operativo frente a nuevos disturbios en la cárcel de Coronda. A 48 horas del motín que concluyó con la muerte de un preso en paralelo con un levantamiento de mayor envergadura en Las Flores, otro interno resultó herido en esta ocasión y fue trasladado a Santa Fe.

Hacia la madrugada del jueves, el Servicio Penitenciario logró controlar la situación a partir de una protesta que afectó a varios pabellones del departamento San Jerónimo. Como saldo del violento reclamo, un recluso fue internado en el Hospital Cullen con una herida por bala de goma y permanecía bajo custodia.

Fuentes consultadas por Radio 2 apuntaron que el escenario posterior al motín del lunes se complicó con el paso de las horas debido a la orden de mantener a toda la población en sus celdas. Algunos presos fueron designados para salir a los pabellones y entregar alimentos, pero empezaron a advertirle a las autoridades del penal que podían ser agredidos al regresar.

Los disturbios se desataron horas después de un coletazo similar en la Unidad Penitenciara 2 de Santa Fe. En el caso de Las Flores, tres personas fueron trasladadas con heridas leves al Hospital Iturraspe en paralelo con la protesta de familiares a la espera de entregar alimentos y elementos de limipieza.




Comentarios