Los padres biológicos de la menor fueron detenidos bajo sospecha del delito de abandono de persona seguido de muerte.


Con la presunción del delito de abandono de persona seguido de muerte, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) ordenó la detención de los padres biológicos de una bebé de 11 meses que murió este lunes por desnutrición en un sanatorio privado de Santo Tomé.

La criatura fue llevada a la clínica por vecinos de la localidad que al parecer la tenían en guarda desde el fin de semana cuando los papás se la habían entregado al parecer por estar en condiciones de alimentarla.

Los demorados son un hombre de 40 años y una mujer de 29, padres de varios niños, que suelen pedir limosna en los cajeros automáticos de un banco ubicado en calle 25 de Mayo entre Avellaneda y Obispo Gelabert, en Santo Tomé.

El domingo los progenitores habrían entregado la pequeña a una pareja de vecinos y en la casa de quienes la tenían a resguardo la menor se desvaneció, por eso la terminaron llevando al sanatorio.

Lo cierto es que la bebé entró a la guardia ya sin signos vitales y pese a las maniobras de reanimación no pudieron salvarle la vida. Desde el nosocomio decidieron convocar a la Fiscalía ya que se detectó que el deceso se podría haber producido por el avanzado estado de desnutrición.

El MPA determinó por lo tanto que se le realice la autopsia a la niña, mientras se ordenó la detención de los padres, hecho que consumó en el barrio Costa Azul de Santo Tomé.




Comentarios