Reuniones con asesores, repaso de apuntes y ensayos. La actividad de cada político que compite por ocupar el sillón de Rivadavia.


Los seis candidatos presidenciales Mauricio Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, José Luis Espert y José Gómez Centurión se preparan para el primer debate oficial que se realizará este domingo en la Universidad Nacional del Litoral.

Quienes compiten por ocupar el sillón de Rivadavia han mantenido en los última horas reuniones con sus equipos evaluando a sus rivales y definiendo estrategias.

El presidente Mauricio Macri, quien busca su reelección con Juntos por el Cambio, estudió los informes preparados por sus asesores en los tiempos libres entre los actos de gestión y la marcha del “Sí se puede”, con el objetivo de “remarcar sus propuestas” para un nuevo período de gobierno.

El mandatario nacional llegará el domingo a Santa Fe junto a su compañero de fórmula Miguel Pichetto y su esposa Juliana Awada, según indicaron fuentes del equipo de campaña.

Desde el entorno del presidente se encuentran confiados en la experiencia de Macri, ya que realizó varios encuentros con este formato del debate en estudios de televisión tanto cuando era jefe de Gobierno porteño como en Argentina Debate en 2015.

A diferencia del presidente, el candidato por el Frente de Todos, Alberto Fernández, solo leyó los informes que armaron sus asesores sobre las propuestas y frases de los otros postulantes pero “no practicó ni simuló el debate”,  según informó Télam.

El postulante de Consenso Federal, Roberto Lavagna, dedicó los últimos días a estudiar las principales ideas sobre los temas que se abordarán como relaciones internacionales; economía y finanzas; derechos humanos, diversidad y géneros; y educación y salud, contaron voceros del equipo del ex ministro de Economía.

El principal objetivo de los asesores es que “pueda adaptarse al formato del debate” para expresar sus ideas con claridad en el corto tiempo que tiene cada candidato, ya que la idea del postulante de Consenso Federal es “exponer sus propuestas y no lanzar chicanas ni polemizar con sus rivales”.

Sin la posibilidad de que haya apuntes en el atril, el candidato a presidente por el Frente de la Izquierda, Nicolás del Caño, practicaba bajo la premisa de que tiene que quedar en claro que “la crisis argentina tiene claros ganadores y que ese sector social es el que debe pagar los costos“.

Otro de los candidatos que estudió y durante estos días intensificó los ensayos fue el aspirante por el Frente NOS, el veterano de Malvinas José Luis Gómez Centurión, quien basará su presentación con los ejes de campaña: la vida, el orden y el trabajo.

Al igual que Del Caño y Gómez Centurión, se espera que el economista José Luis Espert (Despertar) utilice su estilo pragmático para enfrentar a sus competidores, especialmente a Fernández y a Macri.




Comentarios