Ángel Rolón declaró en una audiencia y repasó todo lo ocurrido antes de dejar a su exnovia al borde de la muerte.


Nueve meses después de ser detenido por tentativa de femicidio en Brasil, el principal acusado por provocarle graves quemaduras a Bernarda Massolo declaró este martes ante la Justicia y reconoció que la prendió fuego mientras dormía en la ciudad de Santa María.

De acuerdo a la defensora pública, Ángel Rolón afirmó que había ingerido alcohol y estaba drogado la noche en que atacó a su novia en el transcurso de un viaje de mochileros que los llevó al estado de Río Grande do Sul. A la hora de confesar frente al juez Ulysses Louzad, atribuyó su violenta reacción a los celos y lloró durante su presentación.

“Está muy arrepentido, dijo que la quería mucho“, señaló la abogada Valéria Tabarelli Brondani en un reportaje con G1 a defensora pública. Si bien la letrada aclaró que su representado “no recuerda” exactamente el momento en que agredió a la chica de 20 años, admitió que la vio envuelta en llamas y alegó que no pudo reaccionar porque había entrado en pánico.

Después de su arresto en una ciudad vecina, Rolón afronta una pena en expectativa de 15 años de prisión. El magistrado a cargo tiene dos semanas para resolver si la causa pasa a la instancia de juicio por el ataque que dejó a Bernarda al borde de la muerte con quemaduras en más de la mitad de su cuerpo.

La defensora recordó que ambos jóvenes habían discutido antes por la presencia de otro muchacho que, al igual que ellos, hacía malabares en las calles a cambio de dinero. El imputado comentó que estuvo bebiendo alcohol durante todo el día y que tomó la decisión de atacarla, aunque no brindó detalles sobre la secuencia posterior.




Comentarios