Con el aporte de la Fundación Russo, el Rotary Club San Rafael y el Hospital Schestakow reabrieron el albergue del nosocomio sanrafaelino.

//Mirá también: Cerró el albergue de la cooperadora del hospital Schestakow

En agosto pasado la cooperadora del hospital había anunciado el cierre del albergue debido a que concluyó el comodato y les era imposible solventar el alquiler entre otros gastos.

Ahora, con el mobiliario donado por el Rotary Club San Rafael, el costo del alquiler asumido por la Fundación Russo y el aporte del hospital con limpieza, insumos y alimentos, reabrió el alojamiento que contiene a personas que llegan desde lejos para cuidar a parientes o allegados que están internadas en el Schestakow.

Albergue del hospital Schestakow.

“El Sur provincial es el 53% de la superficie de Mendoza, por eso los pacientes que tienen que realizarse tratamientos de larga duración y viven fuera del radio urbano o en otros departamentos deben recorrer grandes distancias. Es muy importante esta iniciativa de la Fundación y el Rotary, ya que les resuelve el problema de alojamiento a muchas personas que se atienden en el hospital”, dijo el director de la Región Sur, Abel Freidemberg.

Durante el corte de cinta asistieron el presidente del Rotary Club San Rafael, Juan Antonio García Rubio, y el titular de la Fundación Russo, Ricardo Skopp.

//Mirá también: Tres días sin pacientes covid: “Nos hacía falta, estamos aliviados y reordenando el hospital”, dijo José Muñoz

“El albergue contará con 14 plazas y nosotros por supuesto que vamos a colaborar con la limpieza, comida y los insumos de uso diario que el albergue necesite. También, esto nos ayuda a liberar la parte de internación en salud mental, que estábamos ocupando, para que puedan alojarse estos vecinos que lo necesitan”, dijo o José Muñoz, director del hospital sanrafaelino.

La Fundación Russo, el Rotary Club San Rafael y el Hospital Schestakow hicieron su aporte para reabrir y sostener el albergue.