Por tercera vez en una semana, personal de Policía Rural detuvo a cazadores furtivos con piches. En oportunidad detuvo a dos personas que transportaban 22 animales.

El procedimiento se realizó el jueves al caer la tarde en la ruta 150 en la Villa 25 de Mayo.

De acuerdo a la información oficial, los efectivos divisaron un Fiat Punto que detiene la marcha sospechosamente y del lado del acompañante arrojan un bulto.

Cuando proceder a requisar el automóvil notan que el acompañante tenía manchas de sangre en la ropa y encuentran que en el baúl llevaban un perro (pointer).

Acto seguido continuaron revisando el lugar hasta que dieron con una mochila en la que intentaron ocultar los 22 piches.

Si bien los cazadores intentaron escapar de los agentes mientras requisaban el auto, no llegaron muy lejos.

Los detenidos fueron trasladados a la  Subcomisaría 25 de Mayo y les iniciaron una causa por infracción a la Ley 22421 de fauna silvestre.