Pablo Di Marco (50), el hombre que atacó con un cuchillo y una tijera a la madre, el padrastro mientras dormían y la media hermana fue imputado y pasó a la cárcel.

La fiscalía le endilgó a Di Marco homicidio agravado por el vínculo y por alevosía en grado de tentativa, en tres ocasiones.

Si bien desde un primer momento se habló de un desorden psiquiátrico como causa del violento ataque, al parecer las primeras pericias realizadas al ahora imputado descartarían un brote psicótico.

El violento episodio se produjo el viernes 7 alrededor de las cinco y media de la mañana en una vivienda en Libertador al 600 de San Rafael.

Di Marco atacó a la madre y también a Roberto Guillen, el padrastro, mientras dormían. Ambos recibieron múltiples puntazos provocados con un cuchillo tipo tramontina y una tijera.

La media hermana del imputado peleó con él para detenerlo y fue quien dio aviso a la Policía.

En el caso de Guillen sigue internado en el hospital Sechestakow por las herdidas que le propinó el hijo de su pareja.

El lunes el fiscal Martín Lucero imputó a Di Marco por homicidio agravado en grado de tentativa y ordenó que pase a la cárcel hasta la audiencia de prisión preventiva.