Dos ladrones irrumpieron en una casa de familia, la dueña se escondió y una vez que escaparon avisó a la Policía y los detuvieron a las pocas cuadras del lugar del robo.

El hecho ocurrió alrededor de la una de la mañana de este viernes en una vivienda en Bernardo de Irigoyen al 900 de San Rafael.

Según contó la mujer de 34 años a la Policía, los dos delincuentes reventaron una de las puertas como si la casa hubiese estado sola y comenzaron a hurgar.

Al escuchar ruidos la dueña de casa se escondió y observó detenidamente y en silencio como los ladrones elegían el botín.

Una vez que los delincuentes escaparon con su televisor y una computadora llamó al 911 para denunciar el hecho y dio una descripción detallada de los delincuentes.

Las unidades policiales comenzaron a rastrillar la zona y a las pocas cuadras dieron con dos personas que coincidían con los datos aportados por la víctima.

Ambas personas fueron trasladadas a la Comisaría 8 aunque no pudieron dar con los elementos robados.