Personal de Investigaciones detuvo a una pareja que vendía artículos robados por las redes sociales. Los efectivos simularon ser compradores para acercarse a los malhechores.

El procedimiento se realizó el domingo en las inmediaciones de Mitre y Sargento Cabral.

La causa comenzó a tomar color cuando se acercó la víctima para denunciar que había encontrado en Facebook artículos que le habían robado en diciembre del año pasado.

Los efectivos de investigaciones utilizaron la publicación del Facebook para hacer contacto, acordaron un encuentro y montaron el operativo.

Cuando los vendedores se presentaron para concretar el negocio, lejos de entregarle los $13.00 que pedían los delincuentes, los agentes le colocaron las esposas a un hombre de 29 años y su pareja de 19 años.

Ambos fueron trasladados a la Comisaría 8 y les iniciaron una causa, en principio, por encubrimiento agravado.