En una nueva jornada del juicio por la muerte de Félix Valdez, una testigo apoyó la versión de Catalino Duré y contó que el acusado estaba lejos del paraje donde se cometió el crimen.

Durante el martes por la mañana “El chaqueño” Duré dio su versión de lo sucedido en julio de 2020 y se desligó por completo del homicidio al asegurar que no estaba en el paraje La Izuelina el día que atacaron, cortaron la garganta y quemaron a Valdez.

En consonancia con la declaración del imputado, una mujer que vive en la localidad de El Plateado apoyó esa versión y dijo que había estado en su casa.

La testigo contó que en aquel entonces Duré “llegó sin avisar, como solía hacerlo, un día miércoles. Estuvimos cazando, cortando juncos y totora para vender. Él dormía en una habitación y yo en otra. Le presté un par de zapatillas para que pudiera trabajar. Se quedó hasta el domingo, cuando la policía se lo llevó detenido”, resumió.

Como sigue el juicio

Para este miércoles, está previsto que el jurado popular escuche la palabra de otros 9 testigos. Así, el jueves la etapa de producción de prueba testimonial podría llegar a su fin, para dar paso a la instancia de alegatos de cierre, en principio prevista para el día viernes.

Una vez que el fiscal Pablo Peñasco y el defensor Jorge Luque expongan sus alegatos, el jurado podrá pasar a deliberar para emitir un veredicto.

Catalino Duré enfrenta una triple imputación, la más grave de ellas está encuadrada penalmente como homicidio criminis causa, por la que arriesga pena máxima de prisión.