La resolución 408 del Departamento General de Irrigación cosechó airados reclamos de los regantes.

En la mañana del lunes productores se movilizaron en San Rafael frente a la Subdelegación de Aguas del Río Diamante para demostrar el descontento y pedir que se deje sin efecto.

La cuestionada norma dispone que los productores reciban el agua para riego solo por las hectáreas que están cultivadas y no por la cantidad que figuran empadronadas.

Además rige el corte para aquellos regantes que adeuden al menos 3 boletas o tengan un plan de pago con deuda.

Una veintena de productores improvisaron una caravana que comenzó en el kilómetro cero y marchó hacia la sede del DGI en Maza 298 en San Rafael.

Los regantes criticaron que la resolución fue dictada "en medio de la pandemia y la crisis" que atraviesa el sector productivo.

El pedido concreto de los pequeños agricultores es que Sergio Marinelli, superintendente general de Irrigación, deje sin efecto la medida.

La resolución ya había sido criticada fuertemente por legisladores de la oposición. "Le pedimos a las autoridades de Irrigación que intenten hablar con los productores, que no pagan porque no pueden, no porque no quieran. La solución no es eliminarlos, sacarles el agua y que se sequen sus fincas", sostuvo el senador justicialista Mauricio Sat.

Un mes tras el diputado, también del PJ, Gustavo Majstruk arremetió contra la resolución 408 al afirmar que "esta resolución no hace más que avasallar los derechos de los regantes disminuyendo la posibilidad de los mismos de mantener el total de su propiedad cultivada por no contar con el agua correspondiente".

Para este martes se espera que un nuevo grupo de productores realice una manifestación similar.