Además de los deportes invernales prevén que también funcione en verano para el turismo aventura.


La extensión del complejo El Azufre que está en construcción en Malargüe y la vasta temporada de nieve que tendrá cada año lo posicionan como el centro invernal más importante del continente.

Además de los deportes en la nieve, la proyección es que trabaje durante el verano.

El Azufre contará con unos 240 kilómetros de pistas (el doble que el Cerro Catedral en Bariloche) y una temporada de esquí de cinco meses, de las más largas del continente.

“La idea es poder desarrollar distintas opciones para los millones de amantes del esquí que hay en el mundo. Dentro del universo de esos turistas hay muchísimos gustos y tipos de esquiadores: los que quieren experiencias súper extremas, los que quieren buenas pendientes, los que viajan en familia, los principiantes que se quieren divertir y relajar. Acá encuentran todo. Es remoto, lejos, sí, pero hay nieve y es lo que quiere el esquiador, aunque llegue a Malargüe y tenga que hacer una hora más de auto”, destacó Spinello.

Así será el complejo invernal El Azufre.

Además, el empresario aseguró que el verano también se puede disfrutar en el Azufre pero para ello lo fundamental que es el invierno funcione. “Que nos vaya bien en la temporada de nieve es lo que nos dará la posibilidad de tener infraestructura 5 estrellas para explotar también el verano. Se podrá hacer trekking, mountain bike, pesca, andar en 4×4, en moto, de todo para todos los gustos”, finalizó.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.




Comentarios