Lo demoraron en un control de rutina en Las Paredes. Manejaba con más de un gramo de alcohol en sangre.


El fiscal Federal de San Rafael fue procesado por el Código Contravencional por conducir ebrio. Ignacio Ariel Sabás conducía con más de un gramo de alcohol en Sangre.

El incidente que tuvo como protagonista al funcionario judicial ocurrió el jueves por la noche en un control de rutina de Policía Vial y personal de la Comisaría 60 en la ruta 143 en la zona de Las Paredes.

Según fuentes policiales, los efectivos notaron que había algo extraño desde el mismo instante en que vieron acercarse el VW Gol al control, “iba bastante rápido y pegó la frenada de golpe, casi se lo come el control”, comentaron.

Como a cualquier conductor, los efectivos le solicitaron la documentación y procedieron a realizar el test de alcoholemia, fue ahí cuando se hizo oficial lo que imaginaban “dio que tenía más de un gramo de alcohol en sangre”, confiaron fuentes policiales.

Con el resultado del chequeo en mano, los policías iniciaron el proceso contravencional “como al cualquier hijo de vecino” y fue en se instante cuando salió a la luz que el infractor era Sabás, el fiscal Federal de San Rafael.

Inmediatamente notificaron al juez de Faltas y se dio la orden de iniciar un procedimiento por conducción bajo los efectos del alcohol, le entregaron el auto a un mayor responsable y en el caso de Sabás, el magistrado ordenó que quedara en libertad.




Comentarios