El diputado nacional Federico Zamarbide aseguró que la situación claramente obedece a una discriminación política.


El retaceo de fondos de la Nación a Mendoza en el marco de la crisis económica generada por el coronavirus pegó fuerte y desde el oficialismo mendocino ya hablan abiertamente de “discriminación” de la Casa Rosada para con una provincia que es de otro color político.

Diputados de Juntos por el Cambio, presentaron ayer un pedido de informe para que el Ministro del Interior, Eduardo de Pedro, responda sobre cómo se instrumenta el reparto de los $60 mil millones en concepto de créditos a las provincias del “Programa para la Emergencia Financiera de las Provincias”.

El sanrafaelino Federico Zamarbide, diputado nacional, aseguro que “Tucumán recibió $6000 millones y tiene menos infectados por COVID que Mendoza” por lo que esta situación “claramente obedece a una discriminación política”.

El viernes el gobernador Rodolfo Suárez firmó un acuerdo para recibir un crédito de $1900 millones, un tercio de lo que había solicitado inicialmente para ayudar a paliar los problemas de las arcas mendocinas y apenas la mitad de lo que se dijo que podía llegar.

En épocas de pandemia, con las recaudaciones provinciales desplomadas y sin posibilidad de financiamiento salvo el auxilio nacional, el gobierno de Alberto Fernández intentar ahogar a Mendoza privándola del financiamiento que le corresponde es una acto de irresponsabilidad y de crueldad que debemos condenar todos los mendocinos”, dijo Luis Petri.

Alfredo Cornejo, Jimena Latorre, Omar De Marchi, Federico Zamarbide, Luis Petri y Claudia Najul decidieron exponer esta situación en el Congreso.


En esta nota:

Politica


Comentarios