El fenómeno sorprendio a los habitanes. Estuvo acompañado de viento y abundante precipitación de agua.


Cuando el único tema de conversación es el coronavirus y la cuarentena obligatoria, a los habitantes de El Nihuil los sorprendió una feroz tormenta en el inicio del otoño mendocino.

El fenómeno estuvo acompañado de viento y una importante precipitación de agua y sobre todo granizo que dejó sumido al distrito sanrafaelino bajo un manto blanco.

Casas que se llovieron por los techos rotos y calles anegadas. Hubo cortes en el servicio eléctrico y el agua potable.

La tormenta se presentó en la tarde del domingo y afectó únicamente a la zona de El Nihuil.




Comentarios