Hay guardías mínimas habilitadas. En el palacio comunal no hay atención al público.


Tras la cuarentena obligatoria impuesta por el Gobierno nacional en todo el país como medida preventiva frente al avance del coronavirus, desde la comuna aseguraron que sostendrá la normalidad en la prestación de servicios básicos y reiteraron que el palacio municipal estará cerrado.

La comuna informó que se mantendrán los servicios de salud, operativos de limpieza y recolección de residuos y espacios verdes.

Se dispuso guardias en Desarrollo Social, delegaciones barriales y distritales, cementerio (solo inhumaciones) y Defensa Civil.

Además inspectores municipales salieron a la calles con la intención de realizar clausuras ya que había comercios con las puertas abiertas pese a que no están exceptuados por la medida nacional.

A esos negocios les cabe la clausura y multas que pueden llegar a los $100.000.




Comentarios