Lo decidió el juez Sergio González. El farmacéutico está imputado por abuso sexual simple y agravado.


El empresario farmacéutico imputado por abusar de un nieto con discapacidad podrá abandonar la Unidad Penitenciaria Nº X en El Cerrito y continuar con la reclusión pero bajo la modalidad de arresto domiciliaria.

El juez Sergio González accedió a la petición de la defensa, a cargo de Alejandro Cazabán, porque consideró que no existe riesgo de fuga por parte del imputado o que vaya a entorpecer el normal proceso judicial.

Durante la audiencia que se realizó en la jornada de ayer en el palacio de tribunales, el juez González le impuso al farmacéutico una restricción de acercamiento a la víctima.

La denuncia contra el empresario la realizó su hija un mes atrás y la imputación que pesa sobre él es por abuso sexual simple y agravado.

El garante y responsable por el cumplimiento de la prisión domiciliaria del empresario, será su hijo.




Comentarios