Ocurrió en un corte de ruta en General Alvear mientras la Legislatura de Mendoza derogaba la ley de minería. Video


En la previa a la derogación de la ley 9.209 se vivieron momentos de extrema tensión entre viajeros y manifestantes que cortaban la ruta en el cruce de la ruta nacional 143 y calle O.

Después de permanecer varados entre 10 y 12 horas viajeros con niños, enfermos y gente que tenía que realizar combinaciones, además de los camioneros, los ánimos se sulfuraron y poco faltó para que se desatara una batalla campal entre la gente que pretendía seguir viaje y un grupo de unas 50 personas que mantenía el tránsito cerrado con fines por lo menos dudosos, más allá del discurso de la defensa del agua o las pancartas.

Mientras unos intentaban retirar las gomas y latas que entorpecían el tránsito, del otro sector las volvían a colocar, en tanto los insultos volaban de un lado hacia el otro y viceversa.

Hasta cuándo vamos a estar acá, viajamos con niños, hay un bebé de 5 meses, sin agua, el baño del colectivo está saturado”, eran parte de las quejas que lanzaban los pasajeros de un colectivo de la empresa Del Sur y Media Agua que había partido de San Juan y tenía como destino Nuequén.

Al otro lado del corte, un chofer de la empresa Flecha Bus buscaba que alguien le dijera cuando podía continuar la marcha, pero no había palabras suficientes que le dieran esperanzas. Estaba parado a unos 5 kilómetros de la terminal de Alvear.

Hay gente que perdió pasajes porque iban con combinaciones, por ejemplo a Tucumán. Estamos desde las 3 de la mañana, los pasajeros no da más, hay ancianos, adultos y niños”, dijo entre la molestia y la desazón.

“Soy diabética y ya me puse la última insulina, quien se hace responsable de todo esto” se quejaba a los gritos frente a un Gendarme, una de las pasajeras que no veía la hora de retomar el viaje para llegar a destino.

Desde que comenzaron las protestas y los cortes de ruta, las acciones fueron coordinadas entre Alvear y los distritos vecinos de San Rafael, principalmente en la modalidad del reclamo. Así fue el viernes 20 cuando se aprobó la ley 9.209.

Para la jornada de hoy se habían acordado algunas movidas entre la Multisectorial (que agrupa a entidades intermedias del departamento) y también la Asamblea del Agua, en líneas generales eran más testimoniales sabiendo que en la Legislatura se trataba la derogación de la cuestionada ley 9.209 y se restituía la 7.722.

Incluso vecinos en Real del Padre, distrito de San Rafael, hicieron un corte de ruta hoy pero liberando el tránsito cada una hora.

En cambio, el grupo que se apostó en la ruta 143 al sur de Alvear decidió cortar el paso a la 1 de la madrugada por tiempo indeterminado, sin piedad alguna hacia los que transitaban o arribaban al departamento desde la Patagonia.

Entre el grupo de manifestante, que se autoproclamaron autónomos y no respondían a ninguna organización, había algunos vecinos del lugar que estaban de buena voluntad, pero también los integrantes de la barra brava de un club de fútbol, punteros políticos, entre otros, que poco tenían de defensores medioambientales y lejos estaban de actuar siguiendo el sentir de la comunidad.

En más de una ocasión, los dirigentes de las organizaciones, trataron de hacerlos reflexionar, pero cualquier solicitud cayó en saco roto.

Finalmente hacia la una del mediodía de hoy, cuando Diputados le dio sanción definitiva a la derogación de la ley minera, se terminaron las excusas, el corte no tuvo más sentido y terminó la tortura para las cientos de personas que estuvieron varadas 12 horas en Alvear.


En esta nota:

Ley 7722 Politica Otras


Comentarios