Desde Malargüe redoblaron la apuesta y salieron a bancar la reforma de la 7.722 que regula los procesos mineros en Mendoza.

El intendente Juan Manuel Ojeda bancó la decisión del gobernador Rodolfo Suárez porque Malargüe tiene un “capital social e histórico que es pro minero”.

El jefe comunal sureño también criticó a los detractores y pidió que se respeten las decisiones democráticas “como lo hicimos nosotros por 13 años con una ley (7.722) que para nosotros debía ser inconstitucional”.

Tras la sanción de los cambios a la 7.722, Juan Manuel Ojeda dijo que "los malargüinos estamos contentos porque en definitiva esto nos abre un nuevo escenario para trabajar sobre el desarrollo productivo. El que conoce Malargüe sabe perfectamente que es un pueblo que surgió en base a la minería y del 2007 a la fecha veíamos sufriendo un perjuicio porque también se sabe que este es un lugar donde no es fácil producir vitivinicultura o fruticultura".

“Hay que ampliar el oasis productivo y la única opción es con la explotación de los recursos naturales”, agregó el radical.

A la hora de analizar los cambios que le introdujo la Casa de la Leyes a la norma, Ojeda consideró que “la conclusión más importante es que cada pueblo elija que producir y hacia donde quiere orientar su matriz productiva. Mendoza y la agricultura necesitan de la minería y la energía, sin ir más lejos los fertilizantes surgen de la minería, eso es una realidad”, insistió.

Juan Manuel Ojeda, intendente de Malargüe.

Para los que critican la reformulación de la ley 7722 y aseguran que se va a contaminar el agua o descreen de los controles, el intendente malargüino recordó que "más allá de la modificación de la ley estamos inmersos en una complejidad legal y jurídica más que importante. En Malargüe no vamos a poder disponer de la totalidad del territorio porque tenemos reservas por ley y por más que se quisiera hacer minería ahí no podríamos hacerla. Acá el secreto es ir en busca de controles eficientes y eficaces, en eso notros vamos a luchar fuertemente. Además somos un departamento minero y petrolero y a su vez el que tiene mejor calidad ambiental, no vamos a querer perder eso, vivimos acá", expresó.

En un claro mensaje, primero a los detractores de los cambios en la norma, y después a Guillermo Carmona, el presidente del PJ mendocino que ahora salió a pedir el veto a la ley, el jefe comunal malargüino pidió coherencia.

"Hay mucha gente de Alvear, San Rafael y el Valle de Uco que trabajan en Malargüe y seguro va a suceder lo mismo con la minería. Como el caso de Portezuelo del viento que el 60% del personal inscripto que quiere trabajar es de Alvear y San Rafael", sostuvo y luego agregó "en el caso de Carmona, los hombres de democracia respetan la democracia, se aprobó una modificación con amplias mayorías y esto también hay que respetarlo. Lo que pasa es que hay muchos pícaros que aprovechan a hacer politiquería, pero la realidad marca que a la hora de mandar trabajadores son los primeros en mirar el departamento. Tienen que ser coherentes los dirigentes y tienen que respetar como lo hicimos nosotros por más de 13 años con la 7.722.

Por último Ojeda felicitó a Rodolfo Suárez por animarse a impulsar la modificación de la ley. "Lo felicito, fue el Gobernador que tomó una decisión pensando en todos los mendocinos, sabe que la provincia necesita abrirse a un nuevo esquema de producción porque los recursos y la desocupación es creciente. Nosotros tenemos la posibilidad de vivir mucho mejor. Fueron 13 años de postergación, lo felicito a Suárez, necesitamos personas que administren y hagan política para todos los mendocinos", finalizó.

Fuente: Los Andes