El intendente Manuel Passaglia recorrió junto al subsecretario de Infraestructura Hidráulica de la provincia, Luis Giménez, y al director provincial de Hidráulica, Mario Scheider, la obra en La Emilia, donde anunciaron la construcción de un muro de hormigón adicional.

"Los emilianos saben que pueden dormir tranquilos", expresó Passaglia. Tras las inundaciones que afectaron a la localidad en enero de 2017, el actual líder del Ejecutivo sostuvo que "se harían todas las obras que sean necesarias para adecuarnos a esta nueva realidad climática que hoy se vive". Y fue por etapas, ya en la última y definitiva.

Fue la mayor inundación registrada hasta ahora. (Archivo)
Fue la mayor inundación registrada hasta ahora. (Archivo)

La primera contempló la colocación de bombas extractoras y la segunda se correspondió con la instalación de una estación meteorológica con un sistema de alarmas de detección temprana aguas arriba que permitiera prevenir el crecimiento del arroyo.

Para la tercera etapa fue necesaria la limpieza del cauce para instalar dos compuertas en la planta de bombeo y en el club y se colocaron gaviones de piedras para reforzar el sector detrás de la escuela donde el curso del agua hace una curva. Finalmente, la cuarta consistió en la elevación de terraplén en aproximadamente 50 centímetros por encima de la última crecida registrada, que fue la mayor de la historia.

Ahora, la propuesta es sumar otro muro de hormigón de 60 metros de longitud en la zona fabril, por ser el único punto que en la actualidad estaría por debajo de la cota de resguardo. "Se está trabajando en el Plan de Obras Hídricas más importante de la historia, por el nivel de inversión y porque trae soluciones a problemas históricos en todo el partido", refirió Passaglia durante la recorrida.