Fin de ciclo. Miguel Battaggia, del bastión del passaglismo, dejará la secretaría de Economía y Finanzas a fin de mes, aparentemente una decisión ya consensuada. Por ahora no se barajan nuevos nombramientos y es posible que su cargo sea ocupado por otro integrante de la misma cartera.

A Battaggia se le atribuye más que nada el haber "ordenado las cuentas". Cuando se puso al frente, el municipio adeudaba millones y en estos años se generó un superávit del 50%, que hoy se vuelca principalmente a la obra pública, uno de los pilares de gestión primero del actual secretario de Vivienda bonaerense y ex intendente Ismael Passaglia y ahora de su hijo Manuel, en función.

Una de las hipótesis que suena con más fuerza es que se una a Ismael en provincia, aunque todavía no hay nada confirmado.

En una de sus últimas entrevistas abordó el tema del recorte de subsidios para el transporte público, y fue claro respecto de su política. "Depende del aumento del combustible, pero tenemos que hablar de más de $80 millones anuales. Esos recursos no los tenemos previstos y dificultan la proyección de nuestro presupuesto", sostuvo. Y agregó: "Si tenemos que destinar recursos para evitar el impacto en las tarifas, de algún frente vamos a tener que sacar".