El viernes pasado, la remera Sol Ordás y Juan Pablo Castet Lamelas, quien subió a lo más alto del podio en octubre en el Mundial de Tenis de Mesa para atletas con Síndrome de Down de Madeira, Portugal, se alzaron con el PLUMI de oro y la alegría fue –como en el 2000- por duplicado.

Tanta felicidad llevó a "Juampi" a las redes y con simples y escuetas palabras agradeció por el premio. "Orgulloso y muy feliz", escribió, y acompañó con una imagen de los dos galardones.

No element of type reference found.

Previamente había ganado su terna, que compartió con Sebastián Maggi y Catriel Rojas, un joven de 18 años que teniendo una pierna ortopédica, decidió competir en la última edición de los Juegos Bonaerenses en la categoría convencional. También todo un ejemplo de lucha y superación personal.

¡Grandes orgullos!