Para este fin de año, Villa de Merlo ya presenta un 90 por ciento de ocupación hotelera. Para Año Nuevo la localidad turística por excelencia de San Luis espera muchísima gente, pero el panorama es todavía más alentador: en enero habría ocupación plena.

El pronóstico es alentador para el sector y tiene que ver con “una sumatoria de factores”, según señaló el secretario de Turismo de la localidad, Santiago Trobo. El mismo, a su vez, pidió a prestadores “ser coherentes con los precios y que se correspondan con la calidad del producto ofrecido”.

Mirador del Sol. Villa de Merlo

Villa de Merlo es considerada el destino “estrella” de San Luis por sus atractivos naturales, culturales y su infraestructura turística. La ciudad que se ubica al pie de las Sierras de los Comechingones logró posicionarse este año entre los 10 los lugares más elegidos para vacacionar en la temporada.

Trobo, como se describió anteriormente, mencionó que este auge se debe a muchos factores. Por un lado, el programa Pre Viaje “juega un papel preponderante en las reservas”, indicó.

Según detalló, entre un 80 y 90 por ciento de los empresarios vendió la temporada por medio de esta iniciativa lo que permite, a su vez, “trabajar ordenado y sobre seguro”.

Una propuesta que va más allá de la belleza natural de Villa de Merlo. (Foto: EMIPROTUR Merlo)

Otro de los puntos que favorecen al sector turístico local, dijo, tiene que ver con la imposibilidad de pagar en cuotas los viajes al extranjero, aunque “hay un alto porcentaje que elige la Argentina por el valor del dólar”, según opinó.

Precios y sobreprecios en Villa de Merlo

Consultado por cuánto necesita una familia promedio para alojarse, comer y recrearse, Torbo afirmó que “Merlo es un destino multi billetera y multi actividades”.

“Si viajás en contingente es más accesible”, añadió en declaraciones a El Corredor Noticias.

El funcionario destacó que hay cabañas para 4 personas que van desde los 6.000 hasta los 20.000 pesos por noche, dependiendo del tipo de servicio que elija el huésped. En tanto, para “comer o hacer una excursión, los precios parten de los 1.300 pesos”.

Es una temporada que va a ser muy buena pero no por eso, tenemos que cobrar en exceso. Si sobrevaloramos nuestro producto, eso se va a trasmitir al resto del país con el mote ‘Merlo es caro’. Si mantenemos la relación precio-calidad vamos a andar muy bien”, comentó.