Han pasado más de cuatro meses desde que Guadalupe Lucero desapareció de la vereda de la casa de su tía. Realizaron numerosos allanamientos en búsqueda de la pequeña sin encontrar rastros. La situación se vuelve desesperante para sus familiares, por lo que la búsqueda sobrepasó las fronteras de la provincia.

// Mira también: A seis meses de la desaparición de Abigail Carniel, realizarán una marcha pidiendo justicia

Durante la jornada de este viernes se confirmó que se reanudaron los allanamientos en la provincia de Mendoza, en busca de hallar a la niña de 5 años. Fueron fuentes policiales las que pudieron establecer que ciertamente se retomó la hipótesis de que Guadalupe fue llevada a la provincia mendocina.

Se trata de un trabajo en conjunto con la policía de San Luis y la de Mendoza, redoblando esfuerzos para encontrar la pequeña. Para ello están realizando allanamientos en múltiples departamentos, con la ayuda también de los canes del grupo ESCAM.

Se espera que lleven a cabo al menos dos interrogaciones, pero desde los uniformados se pidió cautela al respeto, ya que no se quiere espantar a las personas involucradas en el caso, impulsando así su huída.

// Mira también: Los restos óseos hallados en Potrerillos no son de Viviana Luna y pertenecen a un varón

Por otro lado, en San Luis procedieron los rastrillajes en los barrios cercanos al lugar donde Guadalupe desapreció, particularmente en el barrio San Luis XXIII. Fue a pedido de Héctor Zabala, el representante del padre de Guadalupe, por razones no expresadas.