Este jueves taxistas y dueños de asociaciones, se reunieron con el ministro de Seguridad, Luciano Anastasi, para comenzar a definir las medidas que se implementarán para resguardar la seguridad de los mismos.

Anastasí prometió implementar en 30 días un sistema de monitoreo, el cual se instalará en cada auto para permitir el seguimiento digital de las unidades, y además sumar un botón antipánico, el cual estará en contacto con la policía puntana.

Durante la reunión trataron las nuevas metodologías de vigilancia que llevará adelante la Policía en la ciudad de San Luis, principalmente en las zonas más peligrosas en las que los choferes han sido víctimas de robos y ataques violentos.

El encuentro se realizó en el despacho del ministro que estuvo acompañado por el jefe de la Policía puntana, comisario general Darío Neira, y el subjefe, comisario general Claudio Latini.