La Cámara de Casación Federal resolvió confirmar el procesamiento de los ex ministros Sergio Freixes y el Vice ministro Mario Edgar Zavala por los hechos conocidos públicamente de renuncias anticipadas de los jueces provinciales en San Luis.

Los sucesos ocurrieron durante los años 2004 y 2005. La maniobra consistía en requerirles a los jueces que habían sido propuestos por el Consejo de la Magistratura Provincial después de un extenso proceso de selección la renuncia anticipada a su cargo para ser nombrados jueces.

En realidad, el escándalo se destapó cuando el gobierno provincial sanluiseño decidió utilizar las renuncias en un acción política después de los hechos del año 2001 en donde se pretendió forzar la renuncia masiva de jueces y representantes políticos denominada “que se vayan todos”.-

Uno de los aspectos de este plan político de echar a todos los funcionarios fue la acción entablada por el entonces intendente de la Ciudad de San Luis, a quien también intentaron forzar infructuosamente de renunciar y generó un conflicto institucional que terminó en la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la existencia de dos intendencias.

En la faz provincial la acción política provocó la remoción de varios jueces con la utilización de esas renuncias anticipadas, lo que determinó que algunos de ellos presentaran denuncias en el ámbito penal de la jurisdicción federal.

En la primer denuncia, la de la Dra. Marina Zilliotto, que era Camarista Civil de la Provincia de San Luis, los funcionarios Freixes y Zavala fueron condenados por el Tribunal Oral Federal a seis años de prisión. Esta sentencia se encuentra aún pendiente de revisión por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, después de transitar la ratificación de la Cámara de Casación Federal.

Es el segundo proceso lo que se ha resuelto actualmente por este último tribunal es dejar sin efecto la falta de mérito resuelta y profundizar la investigación mediante el procesamiento. Es decir, el proceso tendrá que regresar a la primera instancia federal de San Luis y se requerirá más pruebas y continuarán sometidos a proceso los imputados.

Lo curioso del caso es que a pesar de estar demostrado que era un modus operandi frecuente y reiterado del Gobierno de la Provincia de San Luis, no ha surgido ninguna investigación al entonces gobernador de la Provincia, el Dr. Alberto Rodriguez Saa, dado que difícilmente se podría haber realizado estos hechos sin su anuencia y conocimiento.