Una trabajadora del personal de policía de Villa Mercedes denuncia acoso laboral por parte de las autoridades de su espacio de trabajo. Pidió ayuda en diferentes entes destinado a la protección de la mujer informando que recibe acoso laboral, hostigamiento y hasta persecuciones.

//Mira también La mamá de Guadalupe viaja a Buenos Aires para una reunión con ministros en Casa Rosada

La víctima de 33 años pertenecía a la sección de División de Rápida Intervención Motorizada (DRIM) de la localidad. Luego de tres años cómo coraje y alzó su voz para contar la insostenible situación laboral que estaba viviendo.

En búsqueda de ayuda

En primera instancia la mujer de dirigió a la Dirección General de Asuntos Internos de su espacio de trabajo. Luego, hizo escuchar su voz en la secretaria de la Mujer de la localidad. La petición era clara: “quiero que tomen medidas a partir de los graves hechos que se desarrollaron de forma sucesiva y persecutoria en mi espacio de trabajo”.

A la Policía provincial le pidió que la ayuden a que el jefe de la Unidad Regional N° II, comisario general, Oscar Contreras y del subjefe, comisario mayor Julio Manzanelli dejen de hostigarla.

La mujer afirmó que las autoridades le preguntaban sobre su vida privada y que realizaban chistes misóginos por ser mujer. Por otro lado, le recordaban constantemente que son “sus superiores” y que si no obedece será derivada a otra unidad.

//Mira también A cuatro meses de su inauguración, el gobierno mantiene cerrado el Hospital Ramón Carrillo

Acoso laboral- imagen ilustrativa.

Este siete de junio fue notificada que seria trasladada a un nuevo destino laboral y que debía comenzar sus funciones en la División de Accidentología Vial. La mujer presentó un certificado psicológico en su nuevo espacio laboral debido a al maltrato que recibía a en su anterior puesto.

Por presentar este certificado le sacaron de su poder el arma reglamentaria. “Estas personas me han acosado constantemente bajo violencia psicológica hacia mi persona con la finalidad de que renuncie al trabajo. Este acoso constante ha provocado que padezca estrés, angustia, agostamiento, pero además recayó sobre todo en mi salud física ya que tengo afecciones gastrointestinales y colon irritable”, expuso la mujer en su denuncia.

El Juzgado Correccional N°1 de Villa Mercedes lleva este caso de acoso laboral. Desde el ente aseguran que la acusación está fundada bajo la Ley de Integral de Protección a las mujeres Ley 26.485 en el artículo N°4.

“Se entiende por violencia contra las mujeres, acción u omisión que, de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como privado, basada en una relación de desigualdad de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial como así también su seguridad personal”, afirma el escrito.