Hace 12 días Johana Galdeano falleció a mano de su ex-pareja, Juan Carlos Solalinde, quien la asesinó a tiros. El viernes pasado se conoció que el acusado de femicidio deberá esperar en la cárcel mientras se proceda con su juicio.

// Mira también: El femicida de Johana Galdeano recibió prisión preventiva

Mientras Solalinde fue trasladado a prisión preventivamente, las rondas de indagatoria a testigos siguieron. Personas cercanas a Johana pudieron testificar sobre la violencia que ejercía el gremialista a diario a Galdeano.

Según indicaron familiares y amigos de Galdeano, Solalinde estaba obsesionado con conocer todos los movimientos de Johana. La controlaba y mandaba a seguir, prohibiéndole reunirse con otras personas. Tal fue el control que Solalinde tenía sobre Galdeano, que no le permitía encontrarse con su propia madre.

Fue a raíz de ese hostigamiento que Johana decidió terminar con la relación. Cuando ella enfrentó a su pareja Juan Carlos por su deseo, este la amenazó con un arma y la golpeó. Finalmente, Galdeano se separó de Solalinde el 24 de abril, pero según indican estos testimonios, las violencia no cesó.

// Mira también: Puntanas marcharon en el aniversario de Ni Una Menos

Estos nuevos testimonios complican aún más la situación de Solalinde, quién, gracias a la información aportada por las pericias, parece haber planteado un cuchillo en la mano de Johana luego de asesinarle, en un intento de resguardarse.