El Concejo Deliberante de la Ciudad de San Luis aprobó una iniciativa que contempla la exención impositiva de tasas y servicios municipales para comerciantes no esenciales, entre otros beneficios, que alcanzarían a más de 10 mil contribuyentes.

//Mirá también: Aumentan las cifras de desempleo en la construcción

El despacho que se aprobó toma la base del proyecto enviado por el Ejecutivo municipal, con las modificaciones introducidas por el bloque Juntos por San Luis. Se aprobó en forma general por 14 votos afirmativos y una abstención.

La exención impositiva será por un lapso de 90 días, con la opción de ser prorrogable por 90 días más. Las eximiciones serán de un 100% del valor del régimen fijo de tributación para los denominados pequeños contribuyentes; una bonificación del 100% del valor del trámite para la obtención y renovación de la libreta sanitaria digital y la habilitación comercial digital; un 50% del valor del régimen fijo de tributación para medianos contribuyentes; un 100% del valor de la tasa por derecho de comercio y del canon mensual a las actividades comerciales consideradas no esenciales; y un 100% del valor por la tasa de cartelería y balanza. También se contempla un régimen de facilidades de pago, ya que es un requisito indispensable para acceder a estos beneficios el no tener ninguna deuda.

El debate del proyecto duró más de 2 horas durante el cual la oposición realizó duras críticas, mientras que el oficialismo y Juntos por San Luis lo defendieron, esquivando algunos de los puntos más criticados, destacaron el trabajo en comisión para lograr el consenso.

//Mirá también: La Justicia puntana autorizó a una pareja a subrogar un vientre

“Con esta metodología, el proyecto se parece más a un método de recaudación que a una ayuda, porque no tienen que tener deuda y si tienen deuda, tienen que acogerse a planes. El 90% de los comerciantes tiene deuda, hoy, después de casi un año y medio de pandemia. Se les va a eximir $1.500 de tasas, pero van a tener que empezar a pagar $2.000 de cuotas de una moratoria. No va a llegar el beneficio a los que tiene que llegar”, dijo Guillermo Araujo, de San Luis Unido, quien realizó algunas de las críticas más contundentes al proyecto.

Por su parte Gastón Témoli, presidente del bloque Frente Justicialista de Todos, en defensa del proyecto manifestó que “se trata de un proyecto responsable que envía el Ejecutivo municipal analizando los números y las reales posibilidades que tiene el Ejecutivo municipal en acuerdo con los representantes del sector comercial. No solo atiende las necesidades del sector, sino que a la vez no pone en riesgo el cumplimiento de los demás servicios públicos esenciales que debe seguir brindando el municipio”. Fuente La Gaceta Digital