Este jueves por la mañana, María Cristina Rivas, cuya hija sufrió un intento de violación el pasado 30 de enero, recurrió a una medida extrema para pedir justicia por lo sucedido. Cerca de las 9.30, la mujer se ató con cadenas frente a los Tribunales de la localidad de Concarán en señal de reclamo.

// Mira también Zanjitas: las secuelas de una tragedia silenciosa

“Hace 6 meses me encontré con que mi hija sufrió un intento de violación y hasta ahora la Justicia no ha avanzado”, declaró la madre. En todo este tiempo, “solo se tomó un testimonio”, explicó.

María Cristina Rivas

Le dije a la jueza que si es necesario me encadenaré las veces que sea, ya que los tiempos de la justicia son demasiados lentos. Me pasó con mi marido (Musladino, quién fue baleado por el ex intendente de Renca, Peralta) y ahora con mi hija. Van 10 meses, tengo los mensajes con mi amiga que me cuenta lo qué pasó con mi hija. No han llamado a la psicóloga ni nada”, añadió la mujer.

Hasta la fecha no han aclarado hasta dónde se llegó con la investigación y ese habría sido el motivo de la protesta. La mamá manifestó que los jueces no podían atenderla y, por esa razón, decidió realizar este reclamo.

Hasta que tenga respuestas voy a seguir exigiendo Justicia para que esto no quede impune”, sentenció en entrevista a Radio G.

// Mira también Otorgarán créditos y planes que no fueron trabados por resolución judicial