El crimen de Alejandro Ochoa está por cumplir tres meses y la Justicia en la investigación continua sin avanzar. La familia de la víctima solo tiene los datos de la autopsia.

//Mira también Búsqueda de Guadalupe: creen que la pequeña pueda estar en Mendoza, secuestrada por su papa biológico

La investigación determinó que el joven perdió la vida el 27 de marzo de este año, el mismo día que lo secuestraron en su casa. Según los signos del cuerpo de Alejandro se llegó a la conclusión que había sido sometido a tortura seis días después.

Luego de dar esta información la justicia no continuó avanzando en el caso “No sabemos nada de la causa. Queremos que se sepa que ya hace 3 meses que a mi hermano lo mataron y no se ha hecho justicia”, contó Ivana Ochoa para Diario El Chorrillero.

Alejandro Jesús Ochoa era productor rural de la localidad puntana de Cortaderas. La Gaceta Digital

El abogado familiar, Iván Coria, informó que solicitó una ampliación de declaraciones testimoniales en sede judicial de familiares, amigos, allegados y “cualquier persona que pueda brindar algún indicio sobre los responsables”.

El profesional también pidió que la Municipalidad de Cortaderas entregue la nómina de los vecinos del terreno donde apareció muerto Ochoa. El objetivo es “determinar los movimientos” que hubo “en los días previos al hallazgo”.

//Mira también Susana Trimarco, la mamá de Marita Verón, visitará San Luis para ayudar a los papás de Guadalupe

“Tengo otras medidas, pero atento a la investigación, no puedo mencionarlas”, indicó Coria.

La jueza Penal que lleva adelante el caso, Patricia Besso, se encontraba de licencia y fue reemplazada durante esos días por Jorge Pinto.

“Tenemos varias sospechas, y se está trabajando. Es una investigación muy compleja y el objetivo es llegar a los responsables”, sostuvo el abogado que patrocina a la familia junto a Leonardo González.