En medio de la búsqueda de Guadalupe Lucero, la monja Martha Pelloni publicó una carta en la que acusa al Gobierno de San Luis de encubrimiento para no resolver el caso y de embarrar la investigación por la desaparición de la menor.

//Mirá también: La búsqueda de Guadalupe ocupa la agenda principal de la provincia, dijo Rodríguez Saá

La religiosa es conocida por su lucha por el esclarecimiento del crimen de María Soledad Morales y en esta oportunidad, apuntó contra la la administración de Alberto Rodríguez Saá y la Justicia. La carta que Pelloni difundió fue titulada como “¿Por qué no se encuentra a Guadalupe?” en la que tildó al Gobierno de San Luis de “feudalismo”.

Es lamentable seguir contabilizando los días que ya pasaron desde el secuestro de Guadalupe en la provincia de San Luis”, expresó. Y resaltó el papel de los medios a la hora de informar el caso: “Gracias a los medios nacionales presentes en el recorrido que realiza la investigación policial y judicial, podemos decir que la sociedad ya percibe desconfianza en el accionar”.

El hombre aparentemente realizaba las llamadas "en broma".Misiones Online

“La experiencia de muchos que trabajamos desde hace tiempo en causas de trata de niños, adolescentes y mujeres para ser explotados sexualmente, tráfico de órganos, drogas etc, nos permite afirmar que en la Argentina es muy difícil investigar para lograr la verdad y justicia que buscamos”, empieza la carta.

Y señaló: “En provincias donde las Instituciones Públicas del Estado como son la Policía, los Juzgados que pertenecen a gobiernos que nunca caducan; razón por la cual tienen signos visibles de FEUDALISMO”.

“Es de conocimiento público que los cargos de jefes de Policía y Jueces son nombrados por las autoridades del gobierno. Más allá que se realicen concursos de cargos para jueces. En esos gobiernos el ministro del Superior Tribunal de Justicia tiene la última palabra en las designaciones de cargos”, continuó.

En ese sentido, la religiosa afirmó: “Es necesario entender este modelo de funcionamiento tradicional y feudal de la Argentina; porque es allí donde por ejemplo, aparecen las llamadas “videntes” que por lo general son mujeres allegadas a la institución policial. En nuestra experiencia, las videntes tienen el oficio de “embarrar” la investigación que se realiza”.

//Mirá también: Se realizó la octava marcha por la aparición de Guadalupe

“Con mayor razón si el “encubrimiento” programado tiene como actores reales el narcotráfico, la trata, el tráfico. La existencia de las “videntes” para instituciones donde la corrupción está instalada son necesarias”, añadió.

Y siguió: “Así puede ocurrir con la desaparición de Guadalupe en San Luis si se tratara de un ajuste de cuentas como una posibilidad escuchada en los medios de comunicación. Ante esta posible realidad, única manera de enfrentar la corrupción y la impunidad cuando está instalada en nuestros gobiernos es con la denuncia social haciendo frente desde una real toma de conciencia de la propia sociedad”.

RELIGIOSA. Martha Pelloni (La Voz/Archivo).

Hacia el final de la carta escribió: “¡Querido Pueblo de San Luis, hermanos nuestros en la querida Argentina! somos muchas las organizaciones que trabajamos por la defensa de los Derechos Humanos y Sociales en rescatar la dignidad humana allí donde está amenazada, violada, secuestrada”.

“No queremos la repetición de casos de corrupción encubiertos, como hace muchos años el caso de los “hermanitos Luna” y otros. Hoy, queremos a Guadalupe con vida. El 14 de julio se realizará una marcha al cumplirse un mes de su secuestro”, contó.

Y concluyó: “Nos convocamos para acompañar a la familia en el reclamo de la Aparición de Guadalupe con Vida. Allí estaremos presente aunque muchos no premos viajar, para gritar Una Vez Más CON LOS “NIÑOS NO”.