El dirigente de la Unión Cívica Radical, Walter Ceballos confirmó en la tarde de este lunes que el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá tiene un circuito paralelo de vacunación a políticos.

Por la mañana, Claudio Poggi había revelado que la jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur lo llamó para informarle que tenía una dosis a su disposición, y que él la rechazó en el acto.

En medio del escándalo nacional por el vacunatorio VIP que terminó con la renuncia del ministro de Salud, Ginés González García, Walter Ceballos reconoció en su cuenta de Facebook que recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus el pasado 28 de enero, en el Hospital San Luis.

Mientras, Alberto Rodríguez Saá se niega a responder cuál es el personal estratégico que recibió la Sputnik V en San Luis.

Ceballos salió a justificar por qué lo vacunaron y terminó confirmando los rumores de un manejo que Rodríguez Saá no quiere transparentar. Con un posteo quiso despegarse de los “llamados vacunados VIP” que generaron un gran repudio en todo el país. Adjuntó el certificado que acredita que el pasado 28 de enero fue vacunado con la primera dosis en el Hospital San Luis.

Ceballos justificó que se inscribió en la página oficial (www.vacunacioncovid.sanluis.gov.ar) y aclaró que a la hora de hacerlo dejó sentado sus “antecedentes clínicos cardiocirculatorios preexistentes (accidente circulatorio con disección aórtica superior ascendente, con cirugía a corazón abierto el 25/08/2017)”. Contó que el 26 de enero recibió la notificación de que le habían asignado turno el 28 de enero para recibir la vacuna.

En concreto, el radical se terminó vacunando cuando el Gobierno de Rodríguez Saá tenía en cronograma solo al personal de salud.