El martes el plan Carnes San Luis del Gobierno provincial lanzó una promoción de nuevos cortes entre un 10% y un 15% menos que en las principales góndolas. Se ofrecen en bandejas, denominadas "corte económico" a $166 el kilo.

Se trata de carne de primera calidad de novillitos especiales, solo que son cortes del cuarto delantero de la media res, populares como el puchero, falda, paleta, aguja, tapa de asado y palomita, que vienen en trozos pequeños, mezclados y variados. Las bandejas pesan entre un kilo y un kilo y trescientos gramos, informó El Diario de la República.

Carnes San Luis

Se puede adquirir la promoción en el predio de Sol Puntano de lunes a viernes por la mañana y en los 140 comercios minoristas donde están ubicadas las heladeras exhibidoras, que se reparten entre la capital puntana, Juana Koslay, Villa Mercedes, La Punta y Fraga.

"Esta oferta representa un gran esfuerzo del gobierno provincial, porque estamos vendiendo la bandeja casi al costo, sin subsidios, solo aportando eficiencia productiva", remarcó Sebastián Lavandeira, el titular del plan Carnes San Luis, acompañado por dos gerentes de Sol Puntano, Claudio Grippo y Ricardo Esteban, quien es el encargado de la producción de carnes. 

El plan ya lleva seis meses en el mercado y busca bajar el precio de la carne para los sanluiseños. Empezó vendiendo 9.000 kilos de carne bovina en una veintena de comercios de San Luis y hoy coloca en el mercado unos 110 mil kilos mensuales de novillito especial y de carne de cerdo.

Carnes San Luis. Foto. ANSL

Todo con una particularidad: produce la misma cantidad de cortes bovinos que porcinos, cuando la imagen, quizás a causa del logo, pareciera ser la de una dedicación más fuerte a la carne de vaca.

La clave está en la faena, porque la de cerdos se hace en un frigorífico propio, el que está ubicado en la Escuela Agrotécnica de San Luis; mientras que la matanza bovina está a cargo del frigorífico de Justo Daract, que es provincial pero está concesionado a la firma cordobesa Coronel Moldes.

Eso marca una clara diferencia en la posibilidad de mejorar el precio de la primera, ya que la provincia puede abarcar el Ciclo 1 (faena) y el Ciclo 2 (desposte, trozado, envasado y distribución), que es lo único que hace en el caso de la carne bovina a partir de la inversión de ocho millones de pesos que hizo en el viejo SUM de Sol Puntano. A ese dinero hay que sumarle los tres millones gastados para poner en funcionamiento el frigorífico en la escuela contigua.

El mercado que abarca Carnes San Luis está entre un 3% y un 5% del consumo de carne bovina y la participación en el porcino llega al 12% de todo lo que se vende en San Luis. Pretenden llegar a una producción de 200 mil kilos, casi el doble de la actual, en los próximos tres meses. Eso significa también sumar más proveedores de animales en pie, que por disposición de las autoridades deben ser todos radicados en la provincia.

Desde septiembre a la actualidad, según Lavandeira, "la prioridad es vender la carne en bandejas, como la llevamos a los comercios, lo que queda lo llevamos a las carnicerías en cuartos completos para que ellas desposten y también apostamos a la venta de carne envasada al vacío para restaurantes y las grandes carnicerías que lo requieran".

El funcionario también destacó que que el plan Carnes San Luis "logró una producción estable y brinda trabajo genuino a los puntanos en una época muy difícil, en la que el gobierno nacional no acierta con las medidas económicas".