La semana pasada, Rocío Rizzoto se egresó como médica de la Universidad Católica de Cuyo, en San Luis, y para festejar, posó con un cartel con la leyenda: "Ahora puedo recetarles a las pibas misoprostol". Sin embargo la organización "San Luis x la Vida", a través de Facebook, pidió retenerle el título y negarle la matriculación profesional. Pero entre los comentarios, la joven recibió más apoyo del que esperaban y se volvió viral. 

"Rocío Rizzoto, en el primer instante de su vida profesional amenaza con la consecución del delito del aborto utilizando su título ¡Estudió medicina para matar bebés!", exclama una placa colocada sobre una foto de la egresada con el cartel. La publicación de Facebook, con fecha del 23 de diciembre a la siesta, fue compartida casi tres mil veces y registraba hasta anoche casi 300 comentarios.

Sin embargo, la mayoría de esas opiniones estuvieron en línea con el pensamiento de Rizzoto, que aboga por un sistema de salud pública que garantice el acceso al aborto legal, seguro y gratuito.

"¡Muy bien por Rocío! Somos muchxs lxs trabajadores de la salud que queremos garantizar el derecho de las personas gestantes a decidir. Lo que están pidiendo ustedes, antiderechos, es discriminatorio y un delito! Hipócritas!", acusa una usuaria.

"¿Que tan fracasada podes ser para robar una foto y hacer este tipo de acusación? Encima pedir que no le den el título. Estamos casi en el año 2019 y la diversidad de opiniones reina, si seguimos queriendo imponerle a la gente un único pensamiento vamos mal. Tengo conocimiento del esfuerzo de Rocío por terminar su carrera. Me parece espectacular que haga uso de sus derechos", posteó otra.

"Uds están en contra del aborto y ni siquiera saben las leyes del país. El aborto es legal en 3 circunstancias y el uso del misoprostol está autorizado para estas ocasiones. Así que calladitos la boca", señala una joven, en consonancia con otra, que escribió: "Lo que hace esta chica es LEGAL amparada en el aborto no punible, manga de salvajes. Ojalá la chica los denuncie por hostigamiento y daños y perjuicios, que alma tan triste tienen", publicó El Diario de la República.