El padre Gustavo Méndez, quien denunció un chantaje por 150 mil pesos el mes pasado, abandonó el lunes la iglesia Nuestra Señora del Carmen y el instituto que lleva el mismo nombre, de la ciudad de Villa Mercedes en San Luis. Así lo confirmó el padre Alan Sosa Tello, vocero del Obispado de San Luis.

"El obispo se enteró por un comunicado del Instituto Nuestra Señora del Carmen y porque recibió un mensaje del vicario parroquial Estanislao Malec. Pero aún no pudo hablar con el padre Gustavo" aseguró el vocero a El Diario de la República.

Iglesia Nuestra Señora del Carmen. Foto: El Diario de la República.

El Equipo Directivo del Instituto Nuestra Señora del Carmen en un comunicado expresó: "Queridos compañeros: Los resultados de la reunión con Monseñor no fueron los esperados. La situación es considerada escandalosa, (opinión que nosotros no compartimos) al punto de solicitarle al Padre Gustavo dejar la Parroquia. Dado que estas circunstancias han desgastado y afectado la salud del Padre Gustavo y deseando solo su tranquilidad y bienestar, él pide que lo apoyemos desde la oración y la amistad respetando su decisión".

Sin embargo el vocero del Obispado de San Luis aseguró que el cura no dejó los hábitos y consultado sobre si podrá volver a su cargo explicó: "De acuerdo a cómo se vaya".

La extorsión por "fotos y videos comprometedores"

El 11 de octubre la Policía de la ciudad de Villa Mercedes detuvo a Christopher Ismael Latorre, un joven de 26 años que intentó chantajear a Méndez por 150 mil pesos.

Mirá también: Detuvieron a un joven por extorsionar a un sacerdote en San Luis

Amenazó al capellán, vía WhatsApp, con que si no le pagaba esa suma, en seis cuotas, haría virales fotos y videos suyos que pondrían en jaque su imagen ante la sociedad.

Unos días después, el juez instructor Leandro Estrada lo procesó por intento de "chantaje". Aunque fue citado al juzgado, al menos dos veces, Méndez no se presentó a las audiencias.

El sacerdote había contado que conocía al joven porque trabajaba en el hogar de ancianos "Santa Teresita" y porque todos los días lo ayudaba a él con su rutina de ejercicios físicos.