La fiscal de San Luis había pedido 15 años que es la pena más alta para ese tipo de delito.


El miércoles pasado el mediodía la Justicia de San Luis condenó a 10 años de prisión a Yairuz Priscila Guiñazú por el delito de abuso sexual con acceso carnal a una menor con retraso madurativo. En ese momento la chica tenía 13 años y producto de la violación quedó embarazada, es así que la clave para condenarla fue el resultado del ADN que le realizaron al bebé de la víctima, el cual arrojó un resultado del 99,99% de coincidencia con el de Guiñazú.

Yairuz Priscila Guiñazu fue declarada culpable de abusar sexualmente a una menor con retraso madurativo. La clave fue el ADN. Foto: El Diario de la República.

Al fallo lo dio la Cámara del Crimen 1, presidida por del Juez José Luis Flores e integrada por Jorge Sabaini Zapata y Gustavo Miranda Folch (este último, de la Cámara del Crimen 2). A pesar de que la fiscal de Cámara 1, Carolina Monte Riso, había pedido 15 años que es la pena más alta para ese tipo de delito.

Su abogado dijo que esperará a conocer los fundamentos del fallo y en función de eso evaluará con su cliente para ver si apela. Foto: El Diario de la República.

El defensor de Yairuz Priscila Guiñazú, Enrique Miranda, había solicitado en su alegato el cambio de calificación del delito ya que según afirmó su representada, hubo consentimiento de la víctima. El abogado dijo que esperará a conocer los fundamentos del fallo y en función de eso evaluará con su cliente para ver si apela, informó El Diario de la República.

Mirá también: Juzgan en San Luis a una trans que violó y embarazó a una adolescente




Comentarios