La Dirección de Zoonosis Municipal de la ciudad de San Luis aseguró que a través de un proyecto actualizará la Ordenanza Municipal N° 3125 dictada hace una década. El proyecto se tratará en las próximas semanas en el Concejo Deliberante, como principales puntos a tratar serán las inscripciones de mascotas por medio de chips y la reducción de razas determinadas como "peligrosas".

Perros con chips.

La presidente de la Comisión de Salud del Concejo, Celeste Aparicio, afirmó a El Diario de la República que: "Acá en la ciudad de San Luis hay seis ordenanzas que regulan la vida animal. Una es de aves y las otras cinco son de perros, y una de ellas es que habla sobre los perros peligrosos. Falta mucho en lo que refiere a animales exóticos, al maltrato animal, refugios, guarderías, las caneras. Lo que hemos decidido hacer es una única ordenanza, derogando lo viejo, ampliando en todas las áreas que nos hace falta, trabajando mancomunadamente con proteccionistas, veterinarios, y Zoonosis, para tener una ordenanza actualizada y más abarcativa".

"Queremos modificar la legislación vigente, a fines de facilitar el acercamiento e identificación de los animales", expresó Martinez.

De acuerdo a la ley vigente, debería haber un registro de perros "potencialmente peligrosos". Actualmente en Zoonosis calculan tener más de 450 canes sin inscribir en el listado, y apenas unos 250 identificados.

Raúl Martínez, director de Zoonosis Municipal explicó que: "Vimos el problema de la reticencia a inscribir los perros, y las dificultades que se les presenta a la gente cuando viene. Estamos trabajando con el Concejo para hacer una legislación que facilite la inscripción y la identificación de los 'potencialmente peligrosos' y no peligrosos también. Con esto, vamos a poder ver cuál es nuestra proporción habitantes/perros. Queremos saber qué porcentaje estamos vacunando, qué porcentaje estamos castrando, cuántos perros peligrosos hay. Queremos modificar la legislación vigente, a fines de facilitar el acercamiento e identificación de los animales".

Perros callejeros.

Con respecto a la identificación a través de chips Martínez manifestó que la identificación no debe ser cruenta, "como lo es con el tatuaje, que además de eso, se borra. Queremos que sea algo fijo y represente una responsabilidad para el propietario, porque si vemos a un perro en la calle, sabremos quién es el propietario, cosa que no sucede ahora".

La ordenanza establece que son 23 las razas "peligrosas".

"La propuesta de Zoonosis, junto con el Colegio de Veterinarios, es de chipear a todos los perros de la ciudad de San Luis, que tengan dueño, así como también a los que salgan de la canera con adopción responsable", indicó Aparicio, la concejal del bloque Avanzar y Cambiemos por San Luis.

Otro de los ejes principales que tiene el proyecto es acotar el listado de los canes "potencialmente peligrosos". La ordenanza establece que son 23 las razas, además de las cruzas que incluyan alguna de ellas. Sólo quedarían afuera el Caniche Toy y el Beagle.