Elio Gastón Álvarez fue procesado "Homicidio culposo agravado por la conducción temeraria".


Este lunes, la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, procesó con prisión preventiva a Elio Gastón Álvarez, señalado por haber causado la muerte de su hijastro en un accidente vial en un camino rural de Papagayos, el martes 11 de agosto, mientras lo perseguía con su auto tras una discusión familiar. Al hombre le imputaron el delito de “Homicidio culposo agravado por la conducción temeraria”. Este miércoles lo trasladarán al penal de la capital.

Nahuel Andrada, de 16 años, murió el mismo día que se accidentó, cerca de las diez de la noche, en el Hospital “Madre Catalina Rodríguez”, de Merlo, a donde fue trasladado malherido por una ambulancia del Sempro. El chico sufrió un traumatismo craneoencefálico tras caer de su Corven 110. Según las primeras informaciones policiales, el adolescente fue auxiliado por el propio Álvarez, quien viajaba en su Chevrolet Meriva.

El ahora procesado habría cargado al adolescente en su auto, y luego habría pasado a buscar a su pareja y madre del adolescente por su casa, ubicada en el barrio Los Palmares, en Papagayos, y juntos fueron en dirección al centro de salud merlino. Pero nunca llegaron, dado que en la ruta, a la altura de Cortaderas, el auto se fundió y e hicieron el trasbordo de Andrada a una ambulancia del Sempro.

Cuatro días después, el sábado 15, familiares por la parte paterna de la víctima y amigos realizaron una marcha en la plaza de Papagayos para pedirle a la Policía que ahondara en la investigación del hecho. Manifestaron que Álvarez había tenido contradicciones en sus relatos: por ejemplo, al explicar cómo se había dañado su auto, que tenía una rotura en el paragolpes y que sospechaban había tenido algo que ver con la caída del motociclista.

Con base en la investigación efectuada por la División Homicidios de la Unidad Regional III, el jueves 20 Besso ordenó la detención del padrastro y diversas pericias complementarias, que se hicieron dos días después, el sábado 22, refirió la oficina de prensa del Poder Judicial en un comunicado publicado este martes.

Los informes de la División Criminalística de la URIII y del médico forense de la Tercera Circunscripción Judicial fueron enviados a la capital para su correspondiente análisis, ahondó el texto.

Este medio no logró comunicarse con la jueza para saber los fundamentos del procesamiento, pero se infiere que se habría apoyado en el resultado de esos informes. El comunicado también adelantó que, además del procesamiento, Besso ordenó otras medidas de prueba, entre ellas, una reconstrucción virtual del siniestro, una pericia accidentológica, una ampliación del informe de la autopsia, una Cámara Gesell para un hermano menor del joven fallecido y la citación de testigos.




Comentarios